Medidas de confort

La relajación es la clave para trabajar con el parto porque previene la tensión y como hemos visto, la tensión aumenta el dolor. También durante el trabajo del parto, el útero debe ser el músculo que está trabajando lo más duro o cansarás muy rápido. Hay muchas cosas que afecta tu habilidad de relajar, unos son la privacidad, el ambiente, tu fe en tu capacidad de dar la luz, la practica, tus ayudantes, las maneras que están trabajando con el dolor y mucho más.

Como practicar la relajación completa y profunda:

  • Acuéstate de lado, usa almohadas para suportar tu cabeza, brazo y pierna.
  • Relaja todo tu cuerpo, pónte flácido y muy relajada. Déjalo descansar totalmente, suelta la tensión y desciende hasta el colchón.
  • Relaja los músculos del cuello y deja caer la cabeza hasta el almohada. Cierra los ojos, relaja el frente, la mandíbula, los labios, la boca, los hombros, los brazos, las manos, los dedos, y el pecho.
  • Deja la panza colgar y flotar lo más que puedes. Relaja la espalda, las caderas, el pompis, los muslos, las rodillas, las pantorrillas, los tobillos, los pies, y los dedos de pies.
  • Todo tu cuerpo debe ser flojo, flácido y muy relajado. Siempre puedes soltar un poquito más tensión, por lo tanto busca los lugares tensos y suéltalos.
    • Si no sabes como se siente ser relajada tensa tus músculos y después suelta la tensión. Tensa y suelta, tensa y suelta hasta que puedes soltar sin tensar.

La relajación completa y profunda en la cama es muy buena cuando necesitas descansar y los que siguen ¨El Método de Bradley¨ lo usan por la mayoría de la etapa seria y la etapa de duda. Si lo usas por mucho tiempo, tienes que cambiar de lado más o menos cada hora o media hora. Otras quieren usar muchas diferentes posiciones. Cuando estás de pie, sentada o en otra posición, no puedes estar tan relajada como puedes estar en la cama porque tu cuerpo te tiene que mantener recto pero ya cuando sabes relajar en la cama puedes practicar la relajación en otras posiciones. Debes saber como relajar en muchas posiciones para que puedes usar la relajación todo el tiempo durante el parto. Ayuda practicar antes con los ayudantes para que pueden aprender contigo y avisarte cuando ven tensión para que la puede soltar. Unas mujeres prefieren que los ayudantes tocan el lugar de tensión, otras que le dice donde hay tensión. Comunica lo que quieres.

La relajación del cuello del útero y la vagina es obviamente importante, porque como saldrá el bebé si no relajan y abren. En la misma manera que es más fácil relajar y hacer pipi en un ambiente privado y conocido, el cuello del útero y la vagina relaja mejor en ese tipo de ambiente. El cuello del útero y la vagina también están afectados (pueden cerrar) si tienes miedo, si te sientas humillada, molestada, o cohibida. Eso es la manera que el cuerpo intenta a proteger el bebé si piensa que hay peligro. La relajación de la boca también afecta la relajación del cuello del útero y la vagina. Esta conexión es muy útil porque tienes más control de tu boca. Respira lentamente y profundamente, canta, muge como una vaca, dice palabras amorosas y positivas, hace los sonidos asociado con el sexo, besa profundamente a tu esposo, gime, relaja totalmente tus labios y sopla bien para que aletea como un caballo, y ríe y sonríe si puedes – todo eso te ayuda a relajar y abrirte. Por lo tanto busca un lugar privado y conocido, con personas que te hacen sentir cómoda y sin vergüenza y relaja tu boca.

El ambiente afecta tus sentidos y nadie puede relajar o concentrar bien cuando se siente molestada.

  • El Tacto: Lo importante es estar cómoda, por lo tanto trae ropa suave y cómoda, trae un cepillo para que puedes cepillar tu pello, trae unas donas para que tu pelo no está en tu cara, trae un trapo para mojara y para limpiar el sudor de tu cara y cuerpo, y trae pomada para labios para poner cuando se secan los labios.

Temperatura: Si tienes calor puedes usar un ventilador, un trapo mojado, un frasco para rocío, ropa mojado, tomar una ducha, beber algo frío o puedes sacar la ropa. Si tienes frío puedes poner un suéter, beber un té o poner una cobija.

  • La audición: Normalmente es más fácil hacer el trabajo del parto en un ambiente quieto, calmo y privado. También hay mujeres que le gusta escuchar o cantar música para relajar, otras que le gusta escuchar leído pasajes de la Biblia y oración. Es importante saber las cosas que te gustan para que puedes traer las cosas que necesitas y los sonidos que te molestan para que puedes evitarlos lo más posible. En los hospitales hay mucho ruido pero normalmente por lo menos puedes cerrar la puerta.
  • La visión: Por lo general, mujeres en parto prefieren luces bajas. Los cuartos en el hospital tienen luces muy brillantes pero a veces tienen una luz baja cerca la cama para que puedes apagar la luz brillante durante el trabajo del parto. Si das la luz en una clínica o en la casa, posible puedes usar luces de navidad o velas.
  • El olfato: A unas les encantan perfume y aceites perfumado y otras no le gustan los olores fuertes. Lleva el desodorante, los perfumes o aceites que te gustan.
  • El gusto: Después de muchas horas de parto, es refrescante poder cepillar los dientes.

Postor de posiciones

Diferentes posiciones y movimiento

Las posiciones verticales (de pie) usa de la gravedad para bajar el bebé. El movimiento de las caderas cambia la forma del pelvis y eso ayuda el bebé bajar.

Las posiciones sentadas usa un poco de gravedad, te deja descansar un poco.

Las posiciones para descansar

Las posiciones de alineación que ayuda al bebé ponerse en un mejor posición y alivia el dolor de espalda. 

El masaje es una de las cosas favoritas de muchas mujeres durante el trabajo de parto, les relaja y alivia el dolor. A unas mujeres le gusta el masaje de acariciar con fuerza, friccionar, y sobar (apretar y relajar) el cuello, los hombros, la espalda, los muslos, los pies y las manos. El masaje de la espalda inferior y el pompis es útil por el dolor de espalda. Otras prefieren la presión fuerte sobre un lugar como las caderas, los muslos, los hombros y las manos. Otras quieren acaricias suaves sobre el parte de abajo del abdomen. Maicena o crema se hace el masaje más fácil.

La presión fuerte y el masaje profundo para el dolor de espalda. Se siente bien para muchas mujeres y es requerido para las mujeres que sufren del dolor de espalda. Se hace más o menos en el parte inferior de la espalda entre las caderas, cada mujer te puede decir exactamente lo que ayuda a ellas. Los ayudantes pueden poner la presión fuerte, hacer rodar un rodillo de la cocina o con una botella de agua helada o hacer un masaje profundo con los puños o con pelotas de tenis. A veces ayuda si el ayudante agarra el parte de adelante de la cadera o pelvis para que puede empujar más fuerte durante las contracciones porque muchas veces es impresionante cuanto presión quieren las mamás. Frecuentemente el dolor de espalda viene de un bebé que está intentando ponerse a una mejor posición. Por lo tanto es útil usar las posiciones que ayuda al bebé ponerse bien.

El agua cálida en la forma de una ducha y un baño es maravillo. Las contracciones duelen menos en el agua, es más fácil relajar y ayuda el dolor de espalda. Puedes estar de pie, inclinarte sobre la pared o sentar en la ducha. Debes esperar hasta que tienes 5-6cm de dilatación (o puede reducir la marcha de tu parto) antes que entra la tina. Puedes acosarte o ponerte de gatos en la tina. Las ayudantes pueden entrar la ducha o tina contigo o te puede hacer masajes de afuera. Han hecho estudios para saber si puede entrar la tina de spués que rompe la fuente y han probado que el agua no entra la vagina y por lo tanto no aumenta el riesgo de infección.

Las palabras de ánimo, de cariño, de apoyo, y de afirmación son necesarios y tus ayudantes las deben usar mucho. Pueden decir cosas como – Muy bien. Estás relajando todo. Eso es un buen sonido para relajar la boca. Eres mi princesa tan fuerte. Estás abriendo tan bueno y pronto verás tu bebé. Ya casi termina la contracción. Estás trabajando con las contracciones muy bien. Eso es, respira profundamente y ábrete. Voy estar contigo hasta el fin.

hieloEl calor y el frío ayuda aliviar el dolor. Tus ayudantes pueden poner una bolsa de hielo, una guante de hielo, un trapo mojado y helado, o una bolsa de verduras heladas sobre la espalda inferior. Siempre envuelve cosas heladas en una toalla para que el frío no hace daño al piel. Un trapo con agua fría es bueno para lavar la cara si tienes calor. Después del nacimiento algo frío en el perineo se siente bien.

Tus ayudantes pueden poner unos trapos con agua caliente (mantiene la temperatura por más tiempo si está en una bolsa) o un calcetín lleno de arroz y calentado en un horno por unos minutos o en una microondas por 1-2 minutos sobre el inferior de la panza, la ingle o la espalda inferior. Si tienes frío una toalla calentado en el horno por unos minutos, una cobija o un suéter te puede ayudar.  Durante la etapa de empujar un trapo con agua caliente puesto sobre el perineo puede ayudarte estirar.

La respiración lleva oxigeno a los músculos y al bebé; la respiración lento y profundo que hace mover la panza es calmante y promueve la relajación. Hay mujeres que usan ritmos específicos de respiración para distraerles. Si respiras demasiado rápido, causa hipoventilación (falta de carbon dioxide) y te hace sentir mareada y hormiguea. La solución es re-respirar tu aire por respirar en tus manos o en una bolsa hasta que te sientes bien y respirar más lentamente después.

El enfoque de la atención es diferente por cada mujer. Muchas imaginan lo que está pasando en su cuerpo, imaginan el cuello del útero abriendo como una rosa y el bebé bajando.  Unas imaginan que están flotando sobre las olas del mar, que están en un lugar hermosa, o que están volando sobre sus contracciones. Otras enfoquen en algo audible como músico, la vorosaz del ayudante dando apoyo, el sonido de lluvia, sus sonidos; en algo visible como una flor, la cara del ayudante, una cuadra, un juguete del bebé, o otra co sa en el cuarto; o en algo táctil como un abrazo o masaje rítmico. Otras prefieren poner su atención en ritmos de respiración, relajación, o movimientos rítmicos; o en cantar, contar sus respiraciones, decir versículos, frases, o poesía en voz alta o solamente en la cabeza.

Otras cosas que los ayudantes pueden hacer para aliviar el dolor de espalda

  • Apretar las caderas con una rebozo puesto alrededor de las caderas y apretado bien. También funciona poner una mano en cada cadera y apretar pero cansa a los ayudantes más rápidamente.

  • Empujar las rodillas mientras que la mamá siente en una silla que no puede mover. Eso libera tensión y calma el dolor.