Más acerca de Doulas

Los estudios científicos demuestran que el apoyo continuo:

  • Disminuye la tasa de cesáreas,
  • Disminuye la duración del parto,
  • Disminuye la necesidad por oxitocina,
  • Disminuye la necesidad por medicina para el dolor,
  • Disminuye la tasa de epidurales,
  • Disminuye el tiempo que el bebé necesita quedar en el hospital,
  • Disminuye la ansiedad y la depresión materna después del parto,
  • Aumenta la auto estima de la mamá después del parto,
  • Disminuye los problemas de la lactancia materna,
  • Aumenta la tasa de relaciones buenas en la familia,
  • Y no hay ningún daño conocido!

En 2011, Hodnett y sus colegas hicieron un nuevo estudio del apoyo continuo y recomendó que ¨ todas las mujeres deben recibir el apoyo continuo durante el parto.¨ El estudio continua diciendo que las mujeres que reciben apoyo continuo son menos propensos a recibir medicamentos para el dolor, tienen más probabilidades de dar a luz naturalmente, son más felices con su experiencia de parto y tienen una menor incidencia de intervenciones (Hodnett y colegas, 2011).

Especialista en la vinculación y el apego, el Doctor John H. Kennell fue uno de los primeros que investigó el impacto del apoyo continuo durante el parto y él dice “si la doula fuera una medicina, sería negligencia de no usarla.”